19/7/17

7 ejercicios de mano para aliviar dolor de la artritis [19-7-17]


7 ejercicios de mano para aliviar dolor de la artritis

Cuando la artritis afecta las articulaciones de la mano suele producir un intenso dolor y rigidez. Por obvias razones la calidad de vida de la persona que lo padece se ve afectada, puesto que tiene dificultades para mover sus manos y aprender a sobrellevar el dolor. Por suerte, existen muchas formas de luchar contra el dolor y hacerle frente a este problema para mejorar sus síntomas.

La artritis es una enfermedad que se caracteriza por el deterioro progresivo de la articulación y la pérdida del cartílago, que es el “amortiguador” blando que proteger las articulaciones.

Puede ser el resultado de una inflamación aguda o crónica que afecta los tejidos blandos que la rodean, debido a causas genéticas y medioambientales que aún siguen siendo estudiadas.

El tipo de artritis más común es la degenerativa u osteoartritis que puede afectar una o varias partes del cuerpo. A menudo, ocurre cuando la persona llega a la edad de la vejez y causa problemas en las manos y aquellas articulaciones que soportan el peso.

Tratamiento de la artritis de la mano

El tratamiento farmacológico incluye ciertos medicamentos que se pueden tomar vía oral o administrar a través de inyección. Si estas opciones no funcionan, también se puede practicar una cirugía para reparar la articulación dañada.

Pero, además, las personas con artritis de la mano pueden mejorar su calidad de vida mediante la adopción de un estilo de vida saludable y la práctica de algunos ejercicios.

En esta oportunidad vamos a compartir unos ejercicios prácticos que pueden ayudar en el tratamiento de este tipo de artritis.

Ejercicio Nº 1. Hacer un puño

Este ejercicio se puede hacer en cualquier momento y lugar, después de sentir rigidez en la mano.

Para empezar, se debe extender la mano izquierda y, de forma lenta, se va empuñando colocando el dedo pulgar hacia la parte exterior de la mano. Se debe hacer sin presionar la mano porque puede empeorar el dolor. Abrir la mano con lentitud y hacer el mismo movimiento 10 veces. Luego, se hace con la mano derecha.

Ejercicio Nº 2. Doblar los dedos

Extender la palma de la mano y doblar el dedo pulgar hacia abajo y hacia arriba, manteniendo la posición dos segundos. Luego, seguir el mismo ejercicio con el resto de los dedos, hasta hacerlo con toda la mano. Repetir en ambas manos, dos o tres veces.

Ejercicio Nº 3. Pulgar curvo

Extender la mano izquierda y doblar el dedo pulgar hacia adentro, contra la palma. Estirar la parte inferior del dedo meñique hacia el pulgar y tratar de mantener esta posición un par de segundos.

A continuación, volver a la posición inicial y hacer 10 repeticiones con el pulgar de cada mano.

Ejercicio Nº 4. Hacer una “O”

Con la mano izquierda apuntando hacia arriba, curvar suavemente los dedos hacia adentro hasta que toquen el pulgar y formen una “O”. Mantener esta posición unos segundos y luego, volver a la posición inicial para repetir el ejercicio.

Ejercicio Nº 5. Tabla curva

Colocar el borde del dedo meñique de la mano izquierda al lado de una mesa, con el pulgar apuntando hacia arriba.

Con el pulgar en la misma posición, flexionar los otros cuatro dedos hacia adentro hasta que la mano forme una “L”. Mantener esta posición unos segundos, volver a la posición inicial y hacer 10 repeticiones en cada mano.

Ejercicio Nº 6. Levantar el dedo

Poner la mano izquierda sobre una mesa, con la palma sobre la superficie. Empezar levantando lentamente el dedo meñique hacia afuera y poco a poco hacer lo mismo con cada dedo.

Mantener la posición dos segundos, bajarlo y repetir. Cuando ya se hayan ejercitado todos los dedos de la mano izquierda, seguir con la derecha.

Ejercicio Nº 7. Mover la muñeca


No hay que olvidar que la muñeca también se ve afectada por el dolor y la rigidez de la artritis.

Para ejercitarla, se debe poner el brazo derecho con la palma hacia abajo y con la mano contraria presionar hacia abajo hasta sentir un estiramiento en la muñeca y el brazo. Mantener la posición 10 segundos y hacerlo con la muñeca de la mano izquierda.

Todos estos ejercicios se pueden hacer a cualquiera hora y como una simple terapia para combatir el dolor y la rigidez.

De hecho, también se puede practicar como un método de prevención de la artritis.
 

18/7/17

Dieta para la artritis reumatoidea [18-7-17]


Dieta para la artritis reumatoidea

La dieta mediterránea es una excelente opción para cuando se tiene este padecimiento

Si sufres de artritis reumatoidea (AR), existe una dieta que puede ayudarte a vivir con esa enfermedad.

La dieta mediterránea es rica en frutas, vegetales y granos enteros, y está repleta de antioxidantes y fitonutrientes que combaten la inflamación.

Además, los platos típicos de esta dieta contienen grasas no saturadas saludables, provenientes del aceite de oliva, las nueces y el pescado, lo cual ayuda a mantener sanos los niveles de colesterol.

Esto es importante para las personas con AR, ya que tienen un riesgo más alto de padecer de enfermedades cardiovasculares. ¿Otro beneficio? Las ayuda a perder peso, lo que pone menos presión en las articulaciones.

12/7/17

Diagnóstico temprano y tratamiento, claves para frenar efectos de la artritis

Diagnóstico temprano y tratamiento, claves para frenar efectos de la artritis


lavanguardia.com

Vivir con artritis reumatoide, enfermedad que produce dolor en articulaciones, es posible siempre y cuando se haga un diagnóstico oportuno para tener el tratamiento adecuado y frenar los efectos de la enfermedad de manera temprana, aseguraron hoy especialistas.

"La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, crónico degenerativa, incurable, mortal, que afecta en su mayoría a mujeres, pero se ha diagnosticado en niños desde los 10 meses hasta personas de la tercera edad", explica Karina Ruiz, reumatóloga pediatra.

Dana Paola Miguel Cordero es uno de esos casos. Cuando apenas tenía 12 años su madre se dio cuenta que le dolía un pie al caminar.

"Yo decía que era un berrinche, pero hasta dar un apretón de manos le dolía, tenía fiebre, cansancio. Empecé a preocuparme, la llevé al hospital y ahí le diagnosticaron artritis juvenil idiopática. Su mal tenía ya nombre y apellido", recuerda Rebeca, su madre.

Se estima que a nivel mundial la artritis reumatoide afecta al 1 % de la población, mientras que en México 6.000 niños y dos millones de adultos sufren este padecimiento.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan es la falta de diagnóstico temprano y tratamiento oportuno.

"Muchas veces los pacientes llegan en etapas tardías, lo que hace que no inicie pronto el tratamiento y eso lleve a que se convierta en una enfermedad catastrófica", detalla Roxana Flores, gerente médico de Roche México.

Para María de la Concepción Cazariego Cordero, presidenta de la Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide (Amepar), otro de los problemas es la falta de presupuesto en el sector salud para este tipo de padecimientos.

"Nos hace falta un mejor presupuesto, que ese presupuesto sea bien equilibrado. No hay ningún hospital de artritis reumatoide, tenemos muy pocos médicos certificados en el país, se dice que como 800, la mayoría están en las grandes ciudades", lamenta.

Cazariego asegura que lleva más de 40 años viviendo con la enfermedad y aunque ha sido difícil sobrellevarla por los efectos secundarios que tiene el tratamiento, explica que entender y aceptar este padecimiento le ha impulsado a ayudar a otras personas.

"Nosotros apoyamos a la gente con medicamentos, gestionamos ayuda con otras instituciones, con doctores, sillas de ruedas, con el fin de hacer sus vidas más llevaderas", dice.

A Dana Paola el apoyo le ha venido bien. Según su madre, desde que le dieron el diagnóstico ha tenido que ir de puerta en puerta pidiendo ayuda para solventar la enfermedad, que en medicamentos le representa un gasto mensual de unos 12.000 pesos (669 dólares).

Es por ello que la doctora Ruiz demanda que esta sea declarada una enfermedad catastrófica, a fin de que sea incluida en el sistema básico de salud y poder recibir apoyo pues, asegura, entre 30 y 40 % de los enfermos requieren los medicamentos más caros al no responder a terapias convencionales.

Del mismo modo, recomienda que ante síntomas como inflamación en articulaciones, dolor, fatiga crónica y fiebre se consulte a un especialista para descartar este padecimiento. EFE

14/6/17

Desmiente médico el mito de tronarse los dedos pueda provocar artritis [14-6-17]


Desmiente médico el mito de tronarse los dedos pueda provocar artritis

Durante muchos años nos han dicho que tronarse los dedos provoca artritis o lastimas las articulaciones, por lo que científico hizo su investigación para desmentir este mito.


Para muchas personas el escuchar tronarse los dedos es mal hábito, por lo que Donald Unger, médico norteamericano investigó este mito sobre las posibles lesiones en los dedos.

Unger recaudó información durante sus 60 años de profesión sobre las personas que tronaron sus nudillos y midió su evolución a su extensa investigación.

Esta investigación la realizó sin ningún fundo ajeno a él y su esposa, y dio a la conclusión que no hay relación entre tronarse los nudillos y la artritis en los dedos.

Además en el sitio Voxz también aseguraron que no hay el tronarse los dedos pueda provocar artritis.
 

13/6/17

¿Qué hacer para prevenir la artritis? [13-6-17]


¿Qué hacer para prevenir la artritis?

Normalmente uno pensaría que las enfermedades reumáticas afectan única y exclusivamente a personas de la tercera de edad. Sin embargo, este mal ya afecta a más del 40% de los peruanos.

Un chequeo médico puede ayudarte a detectar este mal a tiempo y superarlo por medio de terapias y medicamentos. ¿Sabías que el consumo de tabaco puede provocar artritis? Conoce más al respecto.

DATOS


  • Hay más de 2,000 tipos de males reumáticos.
  • Al menos 4 de cada 10 personas sufren de una afección reumática.
  • Las más frecuentes son artritis reumatoide y osteoartrosis. No son la misma enfermedad, ojo.
  • La artritis reumatoide tiene causas inmunológicas, mientras que la osteoartrosis se produce por razones genéticas, lesiones o envejecimiento.
  • La artritis reumatoide produce dolor persistente en reposo, inflamación, rigidez y pérdida de movimiento articular en dedos, muñecas, codos, hombros, caderas y rodillas.
  • La artritis reumatoide no tiene cura.
  • Sin tratamiento oportuno para los males reumáticos, la calidad de vida se afecta notablemente. Incluso, puede llegarse a la discapacidad.

PREVENCIÓN

  • La mayoría de casos se presenta en personas mayores de 20 años, aunque también se presenta en niños y adolescentes.
  • Si presenta alguno de los síntomas mencionados (crónicos y sin razón aparente), visite a un médico.
  • La detección precoz ayuda a desacelerar el progreso de los males reumáticos.
  • El consumo de tabaco puede elevar el riesgo de padecer artritis reumatoide.

9/6/17

Dolor Articular, consecuencia de la Degeneración del Cartílago [9-6-17]

 
Dolor Articular, consecuencia de la Degeneración del Cartílago

El dolor articular es una molestia muy frecuente en personas de avanzada edad. El desgaste que provoca el paso del tiempo propicia que determinadas partes de nuestro cuerpo, como los cartílagos, se degeneren y acaben produciendo dolor. Los médicos, por su parte, intentan mejorar la calidad de vida de estos pacientes optando, cada vez más, por alternativas a los antiinflamatorios.

El doctor Pere Benito, jefe del servicio de reumatología del Hospital del Mar del Parc de Salut Mar de Barcelona, explica el origen del dolor articular y las diferentes enfermedad

Dolor Articular


Entendemos por dolor articular aquel que afecta a las articulaciones del cuerpo, como por ejemplo las rodillas. Las causas que lo producen pueden ser muchísimas, así que lo primero que hay que hacer es distinguir si se trata de un dolor de ritmo mecánico o de ritmo inflamatorio. En el primero de los casos la afectación se extiende a una estructura de la articulación, que al estar dañada genera molestias cuando nos ponemos en marcha, pero no duele cuando se está en reposo. Las artrosis serían una muestra de este tipo de dolor. La afectación de ritmo inflamatorio, en cambio, es aquella que se produce por desgaste y que duele siempre, estando en marcha o en reposo. La artritis es un claro ejemplo de ello.

Lesión del Cartílago


Como comentábamos, la artritis y la artrosis provocan dolor pero por diferentes motivos. En la artritis el dolor viene dado por una inflamación mientras que la artrosis se explica por un proceso de desgaste del cartílago. El cartílago es un tejido situado entre nuestros huesos y que actúa como protección y amortiguación. Cuando éste se degenera provoca cierta inflamación y, en consecuencia, sobreviene el dolor.

Enfermedades que cursan con Dolor Articular

El dolor articular puede esconder otra enfermedad sistémica más grave. De hecho, la artrosis se refiere a la afectación de una articulación en concreto, mientras que la artritis afecta a todo el sistema. El origen puede estar en una infección, un traumatismo e incluso un tumor. Cuando una artritis es reumática generalmente es poliarticular, es decir, que afecta a más de una articulación, y puede extenderse a órganos como el pulmón o el riñón.

Frenar el Desgaste de la Articulación


Las articulaciones se van desgastando con el paso del tiempo. Lo cierto es que es difícil instaurar un tratamiento que evite este proceso porque contra el paso del tiempo no se puede luchar. En este desgaste influyen otros factores como son los condicionantes genéticos y el trabajo al que ha sido sometida esa articulación. Así pues, lo único que podemos controlar es el esfuerzo que se realiza con esa articulación, por lo que habrá que equilibrar el trabajo articular si lo que queremos es no sufrir de este tipo de dolor.

La Acción del Colágeno

El cartílago contiene una proteína llamada colágeno que con la degeneración se va perdiendo. Sin embargo se ha comprobado que el aporte de la toma diaria de 10 gramos de colágeno mejora la artrosis de rodilla y sus síntomas.

Investigaciones

Cada vez se conoce más acerca del metabolismo del cartílago, que es un tejido vivo que está en constante remodelación. La célula que se encarga de ello, el condrocito, es el objetivo que persiguen los investigadores. Cuando se conozca más sobre ella y se sepa como frenar su degradación se podrán instaurar tratamientos que eviten el desarrollo del dolor articular.
 

7/6/17

La artritis reumatoide o “la inflexibilidad autodestructiva”

La artritis reumatoide o “la inflexibilidad autodestructiva”

lostiempos.com.-Carlos González Hidalgo

El reuma es una enfermedad dolorosa que causa rigidez y deformación en las articulaciones, principalmente de las manos.  Al ser afectadas nuestras articulaciones – aquellas encargadas de flexibilizar nuestro cuerpo-, la relación emocional nos descubre a una persona inflexible con alguna cuestión de su vida que no está sabiendo aceptar.

Las manos son nuestros instrumentos para “hacer”, pero también para tomar y soltar, por lo que si la artritis reumatoide está concentrada en las manos, el conflicto de base estaría muy relacionado con esta materialización de lo que proyectamos.

En la artritis hay un sentimiento profundo de “victima”. Lo he visto mucho en personas- mujeres principalmente- muy enfadadas con la vida o con un ser querido en especial, puede ser la madre o el padre, el cual ha muerto o ha desaparecido de su vida, dejando a dicha persona con un sentimiento de soledad y abandono. Este es un ejemplo de cómo se siente la persona que sufre de artritis reumatoide.

El sentimiento de desolación y rabia es tan grande que se genera en dicha persona un sentimiento inconsciente de desvalorización, que acaba siendo una autodestrucción, pues es el reuma una enfermedad autoinmune, en el que se produce por tanto un auto ataque destructivo de las propias articulaciones.

La persona que sufre de reuma, no se da muchos chances en la vida, vive su día a día de forma más bien amarga y sufre su dolor como una manera de castigo y autoafirmación de su sentimiento de víctima.

Si padeces esta enfermedad, es conveniente que te des más amor. Que te concedas más homenajes y aprendas a disfrutar todo lo bueno que te da la vida, valorándote más y dejando los juicios a un lado, tanto de ti como de aquellos a los que amas y te rodean.  Ser más flexible con la vida y con tus circunstancias, entendiendo que todo lo que te ocurre, por muy negativo que parezca, es una bendición que te permitirá aprender a amarte y amar al prójimo.

El especialista aporta esta visión desde la biodescodificación, la ciencia que estudia la relación del síntoma con los conflictos emocionales y mentales, derivados de las circunstancias y creencias del individuo en relación a su entorno familiar, social y cultural.

1/6/17

Artritis y artrosis: Importancia del ejercicio [1-6-17]


Artritis y artrosis: Importancia del ejercicio


En muchas ocasiones, para saber cómo tratar estas enfermedades, tenemos que preguntarnos ¿qué es la artritis y qué es la artrosis?
  • La artritis, es una inflamación de las articulaciones causada por enfermedades autoinmunes, por una infección o por el desgaste de los cartílagos. La artritis se puede curar.
  • La artrosis se produce por una degeneración y desgaste de las articulaciones cuando nos hacemos mayores.

Los síntomas son similares, la única diferencia es que la artritis tiene tratamiento (normalmente se cura), y la artrosis no, puesto que es debida a que es producto de una reacción del organismo al paso del tiempo.

El tratamiento de las dos enfermedades es muy similar (corticoides, antiinflamatorios…) y la actividad física tiene un papel muy importante. De hecho, el exceso de peso es uno de los factores de riesgo que hace que puedas sufrir esta enfermedad, de ahí que sea muy importante una alimentación saludable y la práctica de ejercicio físico.

Nuestras recomendaciones como entrenadores son, que a la hora de hacer ejercicio:
  • Evitar las horas tempranas del día.
  • Realizar movimientos que ayuden a mejorar la movilidad en nuestras articulaciones.
  • No permitirnos perder masa muscular, hay que trabajar este aspecto, pues debemos proteger las articulaciones.
  • Adaptar los entrenamientos al estado físico en el que nos encontremos, es decir, sin forzar, cuidando la intensidad y los tipos de ejercicio.

Las actividades y programas de entrenamiento que proponemos para mejorar son aquellas que tienen como objetivo principal la mejora del movimiento:
  • Actividades con poco impacto.
  • Reducir el peso cuando se utiliza la articulación dañada.
  • Introducir diariamente estiramientos.
  • Realizar actividades acuáticas o con bicicleta. (No tienen impacto)
  • Cuidar los movimientos que se realizan, evitando aquellos bruscos o con cargas muy pesadas.
  • La duración de las sesiones serán de 15 a 40 minutos.

Se ha demostrado que la actividad física reduce los síntomas y dolores en ambas enfermedades, hace más lento su avance, y además, produce efectos psicológicos positivos.